lunes, 3 de junio de 2013

Junio 2013. INICIO. Aunque posee una inigualable belleza y juventud, así como una sensualidad única y apariencia distinguida, Ivana Hernández no es feliz, pues a pesar de tener cuanto capricho desea por parte de sus padres, se avergüenza de ser pobre y vivir en un modesto multi familiar en el que los vecinos la hacen presa de burlas y señalamientos pues ella se considera superior a todos los demás, sobre todo porque va a una escuela de paga de las más prestigiosas del país, donde sus tormentos crecen al ver a muchas muchachas con menos clase de ella y muchisimo más dinero para comprarse cuanto capricho desean.

Ivana anuncia a sus padres que pronto se graduará y desea un vestido de diseñador que vio en un escaparate. Sagrario, su madre, le dice que tendrá que conformarse con un vestido que ella misma le confeccionará y que llevará puestas joyas prestadas pues no tienen dinero para un vestido que solamente utilizará una vez. Ésto desencadena una pelea entre las dos y, como siempre, Faber, el consentidor padre de Ivana, hace de mediador y promete a su hija que hará todo lo posible por comprarle ese vestido. Ivana se encierra en su cuarto y llora por ser pobre y no tener padres o parientes ricos. Asegura que si conociera a alguien cercano que se pudriera en dinero cambiaría a su familia por ese ser, mientras que Faber discute con Sagrario, a quien pide que no provoque a su hija, la cuál desea superarse. La sufrida madre no cree que Ivana quiera superarse, si no que es caprichosa y sueña demasiado alto. Tan alto, que un día se podría caer y no reponerse jamás.

En la misma unidad habitacional vive César, un apuesto y sensual muchacho que está enamorado de Ivana desde que eran unos niños pero jamás ha tenido suerte para conquistarla a pesar de sus esfuerzos y singular belleza pues aunque la muchacha se siente sumamente atraída a él, lo desprecia por su pobreza. Él es hijo de Olga, una mujer con un pasado sucio que trabaja en un cabaret debido a una herida que tiene en el rostro. Ambos hablan de lo creída que es Ivana, a quien la mujer tiene mala voluntad. César la ve pasar y acude a ella para cargarle los útiles y acompañarla al microbús que toma, donde le confiesa su amor y al ser nuevamente rechazado le da un beso de despedida recibiendo a cambio una cachetada de ella, quien ya dentro del transporte solo mira con inferioridad a los demás, siendo víctima de todo lo que una mujer es víctima en todo medio de transporte público, mientras que César jura que un día Ivana pagará por todos sus desprecios.
En el salón de belleza de Sagrario, Faber y ésta hablan sobre el pasado y todo aquello que dejaron atrás, principalmente él, quien por amor a ellafue capaz de todo sacrificio. Los dos creen que su hija jamás debe enterarse de la verdad.

En una lujosa mansión, doña Rosalía Montes de Oca viuda de Madrigal sufre con amargura todos sus recuerdos confesándo a su fiel ama de llaves, Herlinda, sentir un profundo miedo de morir y jamás encontrar a su hijo, al que despiadadamente corrió de su casa hace ya veinticuatro años. Herlinda pide a la mujer que no se de por vencida y tenga mucha fe en Dios, quien es fiel testigo de su sincero arrepentimiento y le dará la oportunidad de encontrar a ese hijo perdido y reconciliarse con él.

Ivana no deja de presumir a sus compañeras de universidad el vestido que se comprará para la graduación. Se aleja en compañía de su mejor amiga, Mónica, quien le pregunta si sus padres en verdad le podrán comprar el vestido pues Faber es es un licenciado que poco ejerce y Sagrario una simple peluquera. Ivana se molesta con su amiga, a quien le pregunta si la menosprecia por no tener tanto dinero como ella. Mónica le suplica que no se ofenda pero que piense en que sus padres no tienen las posibilidades de comprarle algo tan caro, cosa que nadie en la universidad, mas que la propia Mónica, sabe, pues ella es la única que conoce la realidad de Ivana cuando los demás la creen de alcurnia. Ivana sale del auto de su amiga y accidentalmente se tropieza con el apuesto Elías Mondragón, quien queda impresionado con la belleza de la muchacha, quien lo insulta tachándolo de idiota y sigue su camino, furiosa. Él se acerca a Mónica, a quien conoce y le pide que le diga quien es esa muchacha. Mónica se lo dice así como que Ivana es la chica más asediada de la universidad, donde él impartirá clases.

Olga tiene un encuentro amoroso con Yago, el administrador del cabaret, a quien le asegura tener la solución para deshacerse de Guillermo, tío de este y dueño absoluto de la empresa en que Yago labora y otros negocios.

Ivana se sorprende al darse cuenta que Elías es su profesor y que a todas las alumnas les gusta, principalmente a Mónica, por lo que con tal de hacer menos a sus compañeras y por fin ganarle en algo a su amiga, decide conquistarlo.

Junto con Dylan y Brandon, unos amigos bandalos, César asalta una tienda y son perseguidos por la policía, de la cuál logran escapar. Más tarde él le lleva a Ivana el celular con el que ella había soñado. Se lo regala y le pide a cambio un beso. Ella le asegura que si sigue complaciéndola podría darle algo mucho más que eso.

Rosalía está segura de que su hijo debe estar vivo en algún lugar de la republica. Su investigador, Omar Sepúlveda, le da malas noticias nuevamente pero también esperanzas y le propone que busquen a ese hijo perdido dentro de la ciudad.

Yago consiente a su madre, Elvira, a quien asegura tener todo listo para eliminar a Guillermo y por fin heredarlo. Elvira cree que su hijo pierde el tiempo pues segura está de que Guillermo heredará a su hija Mónica y a su mujer, Paulette. Yago afirma pelear hasta la muerte por esa herencia pues será muy fácil comprobar que Mónica en realidad no es hija de su tío. Elvira recuerda que se ha olvidado algo: Alejandro, el hijo desaparecido de Guillermo.
Elías se ofrece a llevar a Ivana hasta su casa y ésta no hace más que hablar de grandezas y lujos que supuestamente su familia posee. Le miente sobre el lugar en que vive por lo que él la baja afuera de la mansión de Rosalía. Al marcharse el hombre ella acude a tomar un taxi que la lleva hasta la parada de autobuses, donde toma el que la conduce a la zona habitacional, donde se topa con César, quien le da una cadena de oro que ha robado y le ruega que le de solo una oportunidad. Ella acepta la cadena pero a él lo rechaza dejándole claro que jamás tendrá ojos para él y menos ahora que ha conocido al hombre con el que se casará. César jura que si Ivana no es para él no será para nadie, por lo que habla con Dylan y Brandon, a quienes dice que deben averiguar quien es el hombre que le ha quitado a Ivana.

Mónica piensa en Elías, del cuál siempre estuvo enamorada, desde que era una chiquilla y él acudía a sus fiestas de cumpleaños. Paulette le aconseja que entonces luch por conquistarlo y le demuestre que le interesa.

Ivana discute con su madre, quien insiste en que ella le confeccionará el vestido con el cuál irá a su fiesta de graduación. La muchacha le recrimina a Sagrario ser pobre hasta el punto de ofenderla, causando que ésta le responda con una fuerte cachetada que ofusca a la caprichosa muchacha.

Paulette y Guillermo hablan de la terrible enfermedad que él padece y que tarde o temprano terminará con su vida. El hombre se preocupa por Mónica y Paulette le jura que su hija jamás sabrá que él no es su padre. Guillermo piensa en su hijo Alejandro, quien se fue de su vida cuando éste enviudó y decidió casarse con Paulette. Teme a que nunca más vuelva a saber de él.

Sagrario se lleva una sorpresa cuando Alberto Corcuera se presenta ante ella después de muchos años para preguntarle por el paradaro de su gran amiga Paulette. Sagrario asegura no saber nada de ella desde que se pelearon y se casó con Fáber, quien casi los descubre por lo que Sagrario le propone al hombre que no la vuelva a buscar. Alberto necesita aclarar cosas del pasado por lo que da su tarjeta a Sagrario para que hablen después.

Yago se presenta ante Guillermo para que éste le firme unos documentos importantes de la empresa que el mismo Yago desea manejar. Guillermo descubre ciertas irregularidads y exige a su sobrino que trabaje de manera limpia o se verá obligado a prescindir de sus servicios. También le confiesa que ha decidido dar con el paradero de su hijo Alejandro. Dentro de sí mismo, Yago solo lo maldice y jura que no permitirá que le harrebaten todo por lo que durante tantos años ha trabajado.

La sensual Kendra Solorzano se presenta ante Elvira, a quien molesta le reprocha la falta de interés de Yago hacia ella, justo ahora que han hablado de comprometerse. Elvira aconseja a la muchacha que se ande con cuidado con su hijo pues lo que menos le conviene a Yago en estos momentos es casarse.

Elías no deja de pensar en Ivana y llama a Mónica para que ésta le de el numero de teléfono de la muchacha. Le llama y quedan de verse fuera de la supuesta casa de ella. Elías la recoge y la muchacha no se da cuenta de que Rosalía la mira a través de una ventana para luego quejarse con Herlinda, a quien asegura que esa muchacha que siempre llega a pararse a la entrada de su mansión seguramente es una cualquiera como todas las que desean atrapar a un millonario con mentiras.

Alberto y Sagrario se ven y hablan del pasado. Ella asegura haberse peleado con Paulette y no saber nada de ella ni de Guillermo. Alberto se encuentra desesperado pues está seguro de que cuando dejó a Paulette ella estaba esperando un hijo suyo. Casualmente son sorprendidos por Paulette, quien al verlos juntos intenta huir pero Alberto la detiene y le pide que hablen. Ella se niega y les suplica a los dos que olviden que la vieron. Sin embargo Sagrario pide a su amiga que hablen, que aclaren el pasado. Paulette llora y les cuenta que Guillermo está muy enfermo y que teme por su futuro, pues si éste muere Elvira no se quedará tranquila y escupirá todo su veneno.

Ivana, convencida de que Mónica está enamorada de su profesor, seduce a Elías, a quien besa apasionadamente. Él le correspoonde y le confiesa volverlo loco. Ella, inducuéndolo con mentiras y halagos, logra que él le pida que sea su novia. Ivana acepta por lo que ambos se dan un fuerte beso. La perversa muchacha goza al llamar por teléfono a Mónica para darle la noticia. Esta llora amargamente pues en realidad está enamorada del profesor. Ivana goza al saber que su amiga sufre.

Omar investiga por distintas partes de la ciudad en busca del hijo perdido de Rosalía sin lograr absolutamente nada. La mujer siente cada día menos esperanzas y teme a que, en caso de encontrar asu hijo, éste no la perdone nunca.

Kendra, quien también es profesora de universidad, visita a Mónica, ante la cuál solo habla pestes de Ivana, recomendándole a su amiga que se aleje de ella, sin embargo Mónica defiende su amistad y asegura que Ivana es una buena persona. La intrigosa Kendra ríe y confiesa saber la verdad sobre Ivana, a la cuál piensa desenmascarar en su fiesta de graduación, a la que acudirá acompañando a Yago, quien fungirá como maestro de ceremonia.

César nuevamente molesta a Ivana, a la que intenta besar por la fuerza. Esta vez la muchacha es defendida por su padre, Faber, quien tiene un altercado con Olga, a quien exige que controle a su hijo o de lo contrario los dos se buscarán problemas. Ivana le deja claro a César que jamás tendrá ojos para fijarse en un muerto de hambre como él. César entonces se jura a sí mismo estar harto de los desprecios de la muchacha por lo que conseguirá hacerla suya por la buena o por la mala así como capaz de matar al que consiga su amor.

Elvira piensa en el pasado y asegura que cuando Paulette enviude ella misma se encargará de dejarla en la ruina, que es a donde en realidad pertenece pues la cree culpable de la muerte de su hermana, la difunta ex esposa de Guillermo.

Mónica invita a Ivana a su casa y allí ésta conoce a Yago, quien se impacta ante su belleza. Ivana es seducida por los encantos del hombre, quien es todo un empresario, por lo piensa que Yago es mucho más rico que Elías por lo que al marcharse este pone como pretexto estar urgida por llegar a casa logrando así que el hombre se ofrezca a llevarla. Ambos hablan de sus vidas y cuando él le pregunta cuál es su ambición en la vida, Ivana le responde que es casarse con un hombre como él. Lo besa fuertemente y son vistos por César y sus amigos, los cuales los ven arrancarse en el auto de éste y deciden seguirlos.

Joaquín advierte a Guillermo de los malos manejos en su empresa por parde de Yago. El hombre no hace caso pues confía ciegamente en su sobrino.

En una lejana playa, Alejandro sufre por la muerte de su esposa. Comprende entonces a su padre y l anecesidad de éste de sustituir ese amor con alguien más, por lo que decide volver a casa después de muchos años. No da aviso alguno pues desea dar una sorpresa a Guillermo.

Kendra confiesa a Lucila y Humberto, sus padres, no estar tan segura de casarse con Yago como lo tenía contemplado pues al parecer a él ella cada día le importa menos. Humberto asegura haber hecho engocios con Yago y haber invertido grandes cantidades de dinero solo porque él le dió su palabra de casarse con su hija por lo que está seguro de que cumplirá. Kendra dice a su padre que Yago es tramposo y mentiroso y que es capaz de entregar su alma al diablo con tal de salirse con la suya.

Yago lleva a Ivana a su departamento de soltero, donde la intimida y seduce. La toma por sorpresa haciéndose el dócil mientras ella se hace la interesante. De pronto él le dice que por una mujer como ella él sería capaz de perderlo todo y hasta de casarse. La besa e Ivana, inocente aún, se deja llevar. Cuando se marchan, César y sus amigos se las ingenian para entrar al departamento, en el cuál destruyen absolutamente todo.

Elías habla con su amigo Joaquín acerca de Ivana. Joaquin, como todos, le tiene mala voluntad a la muchacha y asegura que a demás de ser millonaria, Ivana es engreída, caprichosa y hasta maliciosa y que en veces pareciera que en vez de despreciar a los demás en el fondo los envidia.

Ivana llega demasiado tarde a casa y nuevamente es reprendida por Sagrario, con quien discute y a la que asegura que en cuanto se gradúe se irá lejos, donde no la vuelva a ver jamás. Faber pelea con su esposa, a la que exige que deje de ser tan dura con su hija. Sagrario asegura que si Ivana es como es, se lo debe a él pues siempre la ha consentido en todos sus caprichos.

Yago se entera de lo sucedido en su departamento llevndose tremendo coraje. Nadie sabe quién pudo ser responsable pero él encuentra una nota que le advierte que se aleje de Ivana o se arrepentirá. Esta situación hace que el hombre comience a encapricharse con la muchacha.

Guillermo nota nerviosa a Paulette y le exige que le diga qué es lo que le sucede. Ella, preocupada, le dice que después de muchos años Alberto ha aparecido y desea conocer a Mónica, su hija. Guillermo enfurece y prohíbe a su esposa que acceda asegurándole que Mónica jamás sabrá la verdad.

En la Universidad, Kendra tiene un enfrentamiento con Ivana, a la que acusa de ser una naca con ínfulas de señorita de sociedad. Grita a los cuatro vientos quién es la muchacha y en qué multifamiliar vive. ante las burlas de los demás, a Ivana no le queda más remedio que callar, pero a las afueras de la Universidad la espera y la desgreña demostrandole lo naca que puede llegar a ser cuando se lo propone y jurándole que le dará donde más le duele. Cuando Mónica le dice a Ivana que Kendra es la prometida de Yago, la caprichosa muchacha sonríe feliz pues en efecto le dará a Kendra en su punto más débil.

Yago entrega a Humberto unos documentos que le servirán para sacar ventaja y por fin aplastar a Guillermo, conduciéndolo a la futura ruina. Humberto felicita al hombre, prometiéndole que en cuanto se case con Kendra lo nombrará accionista de su empresa.

César descubre a Olga teniendo relaciones con uno de sus clientes y mira cuando éste le paga. El muchacho sale de casa y acude a drogarse con sus amigos, a quienes dice que todas las mujeres son unas perdidas, incluso Ivana, aunque se de ínfulas de señorita.

Ivana está a punto de ser expulsada de la universidad debido a las faltas de pago de sus colegiaturas. Reclama a Faber el no tener dinero y el hombre le promete que pronto cubrirá esos pagos. A Ivana sólo le preocupa que por ello no pueda graduarse y presumir a todas las demás que ella es la más bonita, por lo que su padre le pide que no sea injusta y egoísta, pues sabe perfectamente de los sacrificios que él hace para cumplirle todos sus caprichos a pesar de que Sagrario se interponga. Ivana se disculpa con su papá, sin embargo, a solas, no deja de repetirse cuanto los detesta a él y a su madre, por pobres. Llora culpando a Dios por no haberla hecho nacer en el seno de una familia adinerada.

Julio 2013. En su oficina, al ver en los noticieros que Humberto Solorzano le ha arrebatado grandes negocios, Guillermo sufre uninfarto y es sorprendido por Yago, a quien el hombre pide que lo lleve a un hospital. Yago se niega y confiesa sus fechorías a su tío, al que asegura que en cuanto muera despojará a Paulette y su hija bastarda de todo lo que él tiene pues en realidad ellas no merecen nada. Guillermo muere de un ataque al corazón suplicando piedad a su sobrino, quien se siente satisfecho de verlo muerto. No se da cuenta de que ha sido visto por Joaquín.

Paulette y Mónica se enteran de la repentina muerte de Guillermo y sufren terriblemente. Paulette acude a Alberto, quien le pfrece su ayuda incondicional en todo momento y éste por fin conoce a Mónica, quien se extraña por el comportamiento del hombre, quien la abraza fuertemente.

Yago y Elvira brindan por la muerte del hermano de ella, y más aún porque fue una muerte natural, tal como lo esperaban. Yago asegura que ahora que él tome el mando de las empresas se casará con Kendra para que Humberto le ceda la mitad de su patrimonio y así él sea el hombre más poderoso de la industria a nivel nacional.

Joaquín dice a Elías lo sucedido realmente a Guillermo. Elías le asegura que si no habla entonces la verdad jamás saldrá a la luz ya que al haberse negado a auxiliar a Guillermo, Yago prácticamente cometió un crimen.

Ivana se entera de la muerte de Guillermo y decide acude a apoyar a Mónica. En la funeraria aparece Elías, quien no se despega un solo momento de ella, quien se incomoda con la llegada de Yago, quien no deja de mirarla a pesar de que Kendra no se despega de él un solo momento. Al estar a solas, los dos hablan e Ivana le reprocha el no haberle dicho que es novio de la pesada de Kendra. Ulises se burla de ella por ser la novia de un insignificante profesor de universidad y entonces, Ivana le dice que ella sería capaz de dejar a ese profesor de universidad por él y lo besa. Son vistos por Mónica, quien despues pregunta a su amiga porqué lo hizo pero Ivana afirma que solo fue un beso de amigos, jugando, pues ella ama profundamente a Elías. Mónica aconseja a su amiga que no juegue con fuego porque se puede quemar.

Alberto no se separa un solo momento de Paulette despertando la curiosidad en Mónica, quien, molesta, le dice a su madre que pareciera que su marido es ese hombre y que Guillermo fuera cualquier otro muerto.

Rosalía acude a la funeraria para dar el pésame a su amiga Elvira por la muerte de su hermano. Allí saluda a la viuda y se asombra al saber que es Paulette, a la que le pide que le diga si sabe algo de Sagrario. Paulette niega saber de su amiga y asegura que ella y Sagrario rompieron su amistad hace muchos años. Rosalía entonces se cruza con Ivana, a la que reconoce por las veces en que se ha ido a parar afuera de su casa. Se lo dice e Ivana sale huyendo del lugar.

Faber se encuentra desesperado pues quisiera un mejor empleo para dar a su hija lo que se merece. Acude a las vías del metro con la idea de suicidarse pero no puede y llora de frustración.

Sagrario visita la universidad y casualmente descubre que Ivana es novia de Elías, su profesor, por lo que habla con él. Elías se sorprende al escuchar a la mujer, quien le cuenta sus apuraciones y le dice estar en la universidad para pedir un plazo para poder pagar las colegiaturas. Elías descubre que Ivana lo engañó y que en realidad no es rica ni vive en la mansión en la que siempre la recoge y donde la deja cada vez que salen.

Tras el entierro de Guillermo, Yago y Elvira se presentan ante Mónica y Paulette para discutir algo sumamente serio: La herencia, pues Elvira afirma que esa herencia les pertenecen a ella y su hijo, únicos parientes del difunto. Incluso Yago confiesa que Guillermo falleció al saber que estaba arruinado por lo que tanto Mónica como Paulette han quedado en la calle y será él quien se encargue de los asuntos de la empresa, asegurando que en cuanto logre salvarla se quedará con ella. Paulette les dice que ellos no pueden hacerle eso pero Elvira le asegura que sí y que será mejor que ella y Mónica se marchen lejos antes de que la muchacha pueda enterarse de la verdad.

Elías reclama a Ivana el haberlo engañado y ella asegura que todo lo hizo por amor y por temor a que él la rechazara. Elías está furioso y decide que lo mejor será que se den un tiempo pues no confía en ella.

Lucila y Humberto están preocupados por el futuro de Kendra, quien se ha vuelto más berrinchuda y malhumorada debido a las desatenciones de Yago.

Con dolor, Sagrario revela a Faber lo que Ivana cuenta en la universidad y el hombre se decepciona de su hija, aunque la justifica con la idea de que Ivana no desea ser como ellos, si no superarse. Sagrario no puede creer que el amor de Faber hacia su hija sea tan inmenso que lo ciegue.

César visita a Olga en el cabaret, donde la ve besándose con Yago, al que él reconoce. Decide marcharse y luego en casa interroga a su madre sobre ese hombre, al que jura que matará. Olga, ignorando eso, pide a su hijo que le haga un favor a su amigo, el cuál les pagará mucho dinero. Se trata de desaparecer a alguien.

Ivana será expulsada de la universidad y al no contar con Elías llama a Yago, a quien le pide que la ayude. Ella le cuenta con llanto su verdad y también sus ambiciones y él se ve reflejado en ella, recordando los padecimientos en su infancia y los maltratos de su tío Guillermo y la diferencia de trato que tuvo éste con Mónica, quien ni siquiera es su hija. Ulises paga los adeudos de Ivana y la lleva hasta su verdadera casa, donde la muchacha tiene un fuerte enfrentamiento con sus padres. Esta vez es tán grosera que se pone al tú por tú con Faber, al que insulta, logrando que Sagrario la abofetée y la corra de su casa. La muchacha, ofendida, toma sus cosas y vuelve a llamar a Yago, quien regresa por ella. César los ve y arma un ñío por lo que pelea con Yago, quien sale ganando. Ivana se va con él. Llora amargamente y él le ofrece su departamento de soltero por lo que la ambiciosa Ivana cree que así comenzará a volver realidad todos sus sueños, mientras que César jura que las cosas no se quedarán así y promete venganza.

Elvira no está dispuesta a perder lo que considera que por derecho le corresponde y acude a Lucila y Humberto, a quienes pide ayuda para hundir completamente a Paulette, a quien odia, asegurando que si ella y Yago logran poseer la cuantiosa fortuna de Guillermo la compartiran con los Solórzano desde el momento en que Kendra y Yago se casen.

Elías habla con Mónica acerca de Ivana, quien les ha mentido a todos siempre por avergonzarce de sus orígenes. Mónica está a punto de confesar a Elías que lo ama y que Ivana tiene un affair con Yago pero llega Joaquín y habla con el profesor para decirle que teme a perder su trabajo e incluso por su vida si dice lo que sabe sobre Yago.

Pasan días e Ivana se siente sola encerrada en el apartamento de Yago, quien a veces la visita y otras veces no. Algunas veces recibe a Mónica, quien la alienta para que deje al hombre y regrese con sus padres pero Ivana es obstinada y orgullosa y se niega, sin en cambio vuelve a la universidad y se reencuentra con Elías, quien le pide que hablen y le confiesa cuanto la ama. Ivana asegura al hombre no sentir nada por él, pues es demasiado poca cosa, por lo que termina su relación. Ambos forcejean y aparece Yago, a quien Ivana presenta como su nuevo novio, destrozando el corazón de Elías, quien jura a Yago que, si le hace daño a la muchacha, se las verá con él. Yago simplemente ignora al hombre y lleva a Ivana a comer. Son sorprendidos por Kendra, quien se impacta fuertemente al ver a su prometido con su enemiga, armando una escena en el lugar. Escena que Yago controla con violencia exigiendo a la mujer que se calme. Kendra le exige que la presente como su prometida ante la ambiciosa Ivana. Yago lo hace mas a Ivana no le importa. Dispuesta está a arrebatárselo a Kendra y verla llorando de frustración el día de su boda. Le cuenta lo sucedido a Mónica, quien le asegura que sus esperanzas son vanas, pues Yago y Kendra ya están organizando su boda. Tal noticia cae a Ivana como balde de agua fría.

Paulette se apoya en Alberto, quien le dice que a pesar de que la empresa de Guillermo se encuentre en mal momento, ella debe tomar las riendas como su viuda. También le asegura que no hay poder humano que pueda arrebatarle lo que su difunto marido le heredó y que por derecho le corresponde. Cuando la preocupada Paulette discute ésto con Elvira, la malvada cuñada considera que debe tomar cartas en el asunto y pronto, pues podría quedarse sin un centavo de la herencia de su hermano.

Kendra habla con Elías, quien le dice que Yago la ha engañado pues tiene una relación con Ivana, quien incluso vive con él en su departamento.

Sagrario se entera de que Ivana está viviendo con un hombre mayor que ella gracias a César, quien le dice que él sabe el paradero de la muchacha. La mujer acude al departamento para convencer a su hija de que vuelva a casa pero Ivana solo la lastima insultándola y recriminandole su pobreza. Aparece Kendra, quien delante de Sagrario abofetea a Ivana y le jura que no permitirá que destruya su compromiso con Yago.

Omar le informa a Rosalía que su hija, en efecto, vive en la ciudad y que ya ha dado con su paradero. La mujer, emocionada, llora y ruega que la dejen ver a su hija tan pronto como sea posible pues tiene que pedirle perdón.

Lucila aconseja a Humberto que se ande con cuidado con Yago, pues si éste fue capaz de engañar a su propio tío, podría hacer algo peor contra él. Humberto habla con Yago y lle advierte que si trata de engañarlo, lo lamentará. No sospecha que Yago ha comenzado a planear su asesinato.

Joaquín descubre más fechorías realizadas por Yago en la empresa. Lo habla con Elías, quien cree que deben tenderle una trampa al hombre para que caiga y lo arresten.

Alberto se les adelanta a Yago y Elvira arreglando el testamento de Guillemo para que así ni Paulette ni Mónica pierdan nada. En una junta en la empresa, Yago, enfurecido, asegura que trabajó toda su vida y que por derecho todo le pertenece. Está a punto de revelar a Mónica que ella no es hija de Guillermo cuando son sorprendidos por Alejandro, quien con un grupo de abogados se presenta como el heredero universal de Guillermo, presentando pruebas y fe de la legalidad del testamento, el cuál Yago había creído haber destruido. Elvira intenta hablar con su sobrino, a quien le dice que debe ayudarlos a ella y Yago pues son su única familia. Alejandro asegura que así será, y que también ayudará a Paulette y Mónica. Elvira se niega rotundamente mientras que Yago, furioso, sale de la empresa y jura que se deshará de Alejandro, su primo. En casa discute con su madre, a la que asegura que no se resignará a perder lo que le pertenece.

Ivana se lleva una terrible sorpresa al ver entrar en el departamento a una hermosa mujer llamada Marlenne, quien le pregunta si ella es la nueva sirvienta. Ivana, ofendida, asegura ser la novia de Ulises y Marlenne se burla de ella asegurándole que el hombre posee más de un departamento y en cada uno tiene a una mujer viviendo bajo las mismas promesas.

Ivana y Marlenne  pelean y más tarde la segunda llama a Kendra, para contarle sobre Ivana. Kendra las maldice a las dos y jura que Yago se las pagará por engañarla.

Dispuesto a desenmascararlo ante Alejandro, Joaquín husmea entre las cosas de Yago, quien lo descubre. Joaquín le asegura saber toda su verdad y estar dispuesto a decir todo lo que sabe.

César se presenta ante Ivana, a quien exige que regrese al barrio con sus padres. Ivana se niega por lo que él, ayudado por Brandon y Dylan, la saca del departamento y se la llevan por la fuerza. César aprovecha semejante ocasión para intentar violarla pero no puede, descubriendo que es más fuerte su amor por ella.

Faber culpa a Sagrario del comportamiento de su hija y le exige que le diga a ésta la verdad para que los acepte y vuelva a quererlos. Sagrario se niega y jura que Ivana tendrá que aceptar su realidad y aprender a vivir con la vida que le tocó.

Olga cree que asesinar a Humberto la puede implicar en algo turbio junto con su hijo y tal vez Yago, quien ha sido capaz de eliminar a sus allegados, termine por eliminarlos a ellos llegado el momento, por lo que cree que debe guardarse un as bajo la manga.

Ante un juez, la fortuna de Guillermo pasa legítimamente a manos de Alejandro, quien cede la mitad a Paulette y Mónica, causando ésto un grave dolor a Yago y Elvira, quienes juran a Alejandro y Paulette que no les entregarán la empresa pues no le corresponde a la bastarda seguir viviendo de la fortuna de su familia. Alejandro interviene y les asegura a Yago y Elvira que a Paulette le corresponde parte de la empresa que desde ese momento él manejará, destituyendo a Yago si se empeña en causar problemas. Yago asegura que lo que no sea de él no será para nadie.

Paulette visita a Sagrario, a quien le pide que vuelvan a ser las amigas que una vez fueron. La invita al cumpleaños de su hija.

Marlenne y Kendra se presentan en el departamento de Yago buscando a Ivana pero no la encuentran. Aprovechan para hacer de las suyas y romperlo todo, incluso las ropas de la muchacha.

Faber se presenta ante Rosalía, a la que pide ayuda y le cuenta lo que Ivana sufre debido a la pobreza de él. Rosalía entonces se presenta ante Sagrario, a la que confiesa staar muy arrepentida y desear su perdón por habertla humillado y tratado como una basura cuando su hijo, Faber, se enamoró de ella. Suplica piedad antes de morir, ya que sus días están contados. Sagrario la perdona, sin embargo le pide tiempo para que conozca a su nieta, Ivana, la cuál es ambiciosa y soberbia. Rosalía está dispuesta a dar su fortuna a su nieta si ésta la quiere mas Sagrario se niega y asegura a su madre que su hija primero debe aprender a darle a las cosas el valor que realmente merecen y sobre todo debe cambiar: dejar de ser caprichosa, soberbia, ambiciosa y voluntariosa.

Ivana escapa de César y llora amargamente. Extraña a sus padres pero se niega a volver al barrio lleno de chusma en el que se crío. Decide volver a su departamento y al llegar las descubre y llora por lo que le han hecho mientras las otras dos se burlan de ella. Edith le deja claro que si no se aleja de su hombre, lo lamentará.

Joaquín consigue las pruebas suficientes para desenmascarar a Yago ante las autoridades y Alejandro sin embargo no logra su cometido pues Yago lo asesina brutalmente, incendiándolo para que no quede el menor rastro de él.

Mónica sufre por el amor que siente hacia Elías y Paulette le aconseja que hable con el profesor pero la muchacha sabe que él no tiene ojos más que para Ivana, la cuál es ambiciosa y ha preferido a Yago. Alejandro nota que la muchacha es bonita y le brinda su amistad y confianza. Mónica le asegura que serán como verdaderos hermanos y él le dice que eso jamás será, pues no lo son, pero pueden ser grandes amigos.

Ivana visita la casa de sus padres para sacar más ropa. Es descubierta por Sagrario, quien nuevamente la provoca. Ivana intenta llevarse sus cosas pero la mujer no se lo permite y le aconseja que si no tiene más ropa entonces se busque un empleo y aprenda a ganarse la vida.

Elías habla con Omar, quien investiga la desaparición de Joaquín. Elías le dice que su amigo estaba investigando a Yago Izaguirre, quien se dedica a la trata de blancas.

Alberto y Paulette deciden emprender una vida juntos y confiesan a Sandra la verdad de su origen. Sandra se confunde pero termina por aceptarlo.

Paulette hace una fiesta en su mansión y a ella acude Ivana, quien sueña con un día dar una de esas fiestas, cuando se case con Yago. Mónica le asegura que eso no sucederá pues Yago se casará con Kendra, quien es heredera de una cuantiosa fortuna y que, a demás, ya no tiene nada pues todo ha pasado a manos de Alejandro, a quien Ivana conoce y el cuál le atrae. Intenta coquetear con él sin lograr nada. Se lleva una sorpresa cuando éste le confiesa que pierde su tiempo pues él está interesado en Mónica. A la fiesta llega Sagrario, alterando a Ivana con su presencia. La angustiada madre se acerca a ella, la saluda, e Ivana, avergonzada, la sobaja y asegura a todos que esa mujer es su nana.

Sagrario no se presta al juego de Ivana y grita a todos que miente pues ella, Sagrario, es su verdadera madre aunque a su hija eso le avergüence. Sale del lugar, donde todos miran a Ivana con desprecio por lo que esta sale también y al llegar a casa de sus padres arma un pleito a su madre, quien la cachetea. Ivana le devuelve la cachetada, impactando a Faber, quien intercede y estremecido asegura sentir miedo hacia su hija ,a la que exige pida perdón a Sagrario, pero a cambio solo recibe fuertes ofensas por parte de la muchacha, quien le confiesa sentir gran odio hacia él por ser un perdedor, un don nadie, un naco muerto de hambre que solo la puede avergonzar ante sus amistades con su aspecto y su trabajo de quinta que solo la ha mantenido a ella en la vergüenza y la miseria. Faber está a punto de abofetear a Ivana, quien lo desafía para que lo haga pero no lo logra pues sufre un fuerte infarto que le arranca la vida. Ivana se aterroriza cuando Sagrario, al darse cuenta de lo que ha sucedido, le dice que ella ha matado a su padre.

Agosto 2013. En el velorio de Faber, Paulette le dice a Ivana que ella y Sagrario fueron amigas desde adolescentes y que Paulette y Faber estudiaron juntos. Ivana no puede creerlo y exige a su madre que le diga como fue quesu padre tuvo los medios para estudiar con gente de sociedad. Sagrario no dice nada pero Ivana entonces sospecha que proviene de familia de abolengo y por ello su apellido es Madrigal.

Omar informa a Rosalía de la muerte repentina de Faber, su hijo, y la mujer sufre inconsolablemente culpándose de la miseria en que vivió su hijo los últimos años a causa suya. Ahora más que nunca desea recuperar a su nieta. Acude al velatorio, habla con Sagrario, quien le dice que la culpable de la muerte de Faber fue Ivana.

Ivana habla con Elías, quien le aconseja que esté cerca de su madre en lugar de buscar más problemas y le cuenta que Joaquín ha desaparecido y que eso fue gracias a que estaba tras Yago.

Sagrario cuenta a Paulette y Rosalía lo desconsiderada que siempre ha sido su hija. Cuando Rosalía mira una foto de Ivana, la reconoce, y les cuenta a las mujeres que Ivana es la muchacha que siempre llega a la puerta de su casa para después irse a pie. Mónica les dice que Ivana siempre hizo creer a los demás que la casa de Rosalía era su casa para así hacerles creer que era rica. La anciana no puede creer la ironía del destino pues a decir verdad, esa casa siempre le perteneció a Ivana, a quien no sabe si amar u odiar, pues es la culpable de la muerte de su hijo. En el entierro, la anciana se ve cara a cara con su nieta. Hay un altercado por lo que la abofetea arrojándola contra la tierra y culpándola ante todos de la muerte de Faber, reprochándole ser una mal agradecida. Ante las miradas de los demás, Ivana se marcha y decide que dejará su departamento pero es sorprendida por Yago, quien la detiene. Ella le dice que Kendra la ha estado molestando y que no desea tener más problemas con ella. Yago la besa, le pide que no lo deje y le promete que terminará con Kendra. Ivana se niega y le exige que la deje. Ante el acoso del hombre a la muchacha no le queda más que decirle que no quiere estar al lado de un muerto de hambre y asesino como él. Yago le exige que le diga qué sabe y cuando Ivana lo hace responsable de la desaparición de Joaquín y le confiesa que la policía lo está investigando, él la toma por la fuerza y la encierra bajo llave sin escuchar sus súplicas, asegurando que debe ir al entierro de su padre, al que no acude en efecto causando más dolor a Sagrario, quien llora al darse cuenta de que su hija es un verdadero monstruo.

Yago visita a Olga y descubre que ésta es la madre de César, al que reconoce. Le asegura al muchacho que si lo ayuda a asesinar a alguien él mismo se encargará de que Ivana lo ame y se case con él. César no cree en Yago sin embargo cree que vale la pena arriesgarse.

Pasan días y nadie sabe del paradero de Ivana por lo que Mónica pide a Alejandro que la ayude a encontrar a su amiga.

Casualmente, tras terminar sunoviazgo con Yago, Kendra pide a Marlenne que la acompañe al departamento a molestar a Ivana, pues la segunda posee llaves. Se llevan una terrible sorpresa al encontrarla amarrada y en condiciones depleorables. Son sorprendidas por Yago, a quien exigen que la deje libre. Él se niega rotundamente y entonces Marlenne toma su celular para dar parte a las autoridades. Ulises la golpea fuertemente y ordena a Kendra que entre a un baño, en donde la amarra y le dice que correrá con la misma suerte que Ivana.

Omar descubre el cuerpo de Joaquín y le sigue la pista a Yago. Se lo cuenta a Elías, quien lamenta la muerte de su amigo teme por la vida de su amada y se pone en contacto con Mónica, a quien cuenta la verdad. Mónica entonces alerta a Alejandro, quien va en busca de Elvira y le exige que le diga en donde está su hijo. Elvira no hace más que maldecirlo, borracha, por haberlos dejado en la calle a ella y Yago.

Kendra, más calmada pero temerosa. Se encuentra junto con Ivana, secuestrada. Pide a su enemiga que le diga qué es lo que sucede y porqué está así y entonces Ivana le dice que Yago cometió un fraude en las empresas de Guillermo y que al ver que su tío moría no quiso ayudarlo, así como eliminó a Joaquín, quien sabía la verdad y en el pasado había matado a otras dos personas, entre ellas su propio padre y la primera mujer de Guillermo. Kendra no puede creer que toda su vida haya estado enamorada de un psicópata.

Elvira admira una foto de su difunto marido, al que culpa se haber hecho de Yago el hombre despiadado que es. Recibe la visita de Paulette y Mónica, quienes desean hablar con ella. La ponen al tanto de las fechorías que Yago ha cometido. Elvira se estremece al saber que Yago asesinó a su propio padre.

Kendra logra desatarse y ayuda a Marlenne para que ambas huyan, sin embargo se niegan a ayudar a Ivana a pesar que ésta se los suplica, aterrada. Kendra alerta a Humberto sobre los crimenes de Yago y el hombre se alarma pues está involucrado, sin embargo desea vengarse por lo que el hombre le hizo a su hija. Se lo hace saber a Lucila, quien no puede creer que su marido haya sido capaz de llegar a tanto por su ambición.

Alejandro cree que deben sorprender a Yago y junto con Elías decide hacer una redada a éste, quien logra escapar.

Lucila dice a Paulette que Yago tiene secuestrada a Ivana y que así tuvo a su hija y Marlenne, quienes acuden a levantar una denuncia contra el hombre. La policía acude al lugar y salva a Ivana, quien regresa a casa y pide perdón a Sagrario segura de no poder vivir con la muerte de Faber en su conciencia. Asegura comprenderlo todo ahora y entonces Sagrario la lleva a la mansión de Rosalía. Ivana no entiende que sucede y al principio intenta explicarle a la anciana que si usaba su casa era por pura apariencia, temerosa a represalias. Sagrario le dice que nadie le hará ni la acusará por nada, si no que conocerá su verdad: La presenta formalmente ante su abuela materna.

Omar visita el cabaret y allí se entrevista con Olga, a quien dice que ella es sospechosa de ser cómplice de Yago y que, si no coopera, tendrá graves problemas.

Junto con Dylan y Brandon, César sorprende a Humberto, al que asesinan en un estacionamiento.

Yago se siente entre la espada y la pared. Acude a Elvira, ante la cuál llora. Ella le dice que debe enfrentarse a su realidad y asumir sus culpas. Él le pide que lo ayude, pue sno queire ir a la cárcel. La mujer asegura saber que él mató a su propio padre y le da la espalda y l epide que nunca más se vuelva a acercar a ella.

Kendra y Lucila se estremecen al saber que Humberto ha muerto y en un fraternal abrazo por un momento se olvidan de todo para compartir su sufrimiento.

Ivana teme por su vida por lo que Rosalía le propone que se oculte en su casa o lo que es mejor, que ella y Sagrario se queden a vivir allí. Sagrario trata de negarse pero Rosalía quiere compensarla por el tiempo que estuvo al lado de su hijo y por amarlo por sobre todas las cosas por lo que termina convenciéndola. Ambas confiesan a Ivana que Rosalía es su abuela. Entonces Ivana siente emoción al saberse rica y jura que todos los que se burlaron de ella se las pagarán. Rosalía lamenta decirle que no será así, pues aunque sea su abuela y ahora le ofrezca su casa, de ella no recibirá un solo peso ya que debe trabajar para ganárselo. En privado Ivana se queja de lo ávara que resultó su abuela. Sagrario le hace comprender que el dinero no es lo más importante en la vida y menos cuando es utilizado para simples caprichos. Ivana piensa diferente.

Yago se da a la fuga y se oculta muy bien de la policía, causando terror a todos los que temen a que cometa una más de sus fechorías.

Meses después, en su graduación, Ivana busca a Elías, a quien pide perdón por haberlo despreciado y al que confiesa estar totalmente enamorada de él. Le cuenta la verdad de sus origenes y le pide que se reconcilien. Los dos se besan.

Alejandro confiesa su amor a Mónica, a quien le pide que le de una oportunidad. Ella habla con Paulette, quien la aconseja. Decide ser la novia de Alejandro, llenando de más odio a Elvira, quien la maldice por su suerte.

Paulette decide rehacer su vida y tomar un largo viaje con Alberto, quien le propone que sea su esposa.

Rosalía se siente feliz de tener a su nieta a su lado sin embargo lamenta que no pueda gozar de esa dicha con su hijo. Herlinda le da a la mujer fuerzas y esperanzas, sobre todo porque Rosalía ha decidido hacer sentar cabeza a su nieta con mano dura.

Yago sigue escondido pues la policía lo busca por sus crímenes. Maldice a Ivana y a Kendra pues fueron ellas las que lo descubrieron, según él. Jura que no irá a la cárcel y mucho menos se quedará tranquilo. Jura venganza.

Olga es arrestada por la complicidad en los crimenes de Yago. Olga no desea hacer confesiones pero Omar le hace saber que si no coopera podría pasar muchos años en la cárcel, así que ésta decide confesar lo que sabe sobre la trata de blancas y el asesinato de Humberto, del que ella se declara inocente.

César muere en un enfrentamiento con la policía. Sus amigos, Brandon y Dylan, son arrestados y confiesan que ellos asesinaron a Humberto, causando gran dolor a Olga al enterarse de la muerte de su hijo.

Elvira visita a Rosalía y se impacta al saber que es la abuela de Ivana, la muerta de hambre que se enredó con su hijo.

Lucila pide a Kendra que ambas se marchen lejos un tiempo antes de que Yago les haga daño pero la muchacha no está dispuesta a marcharse sin que él reciba un castigo por la muerte de su padre.

Yago sigue a Elías hasta la casa de Rosalía, a la que el profesor entra y tras besar a Ivana les dice ésta, su madre y su abuela, que se dió cuenta de que Yago lo siguió hasta el lugar. Llaman a la policía pero el malvado hombre ya no se encuentra cerca.

Elvira visita a Paulette, a la que le pide ayuda pues se encuentra desesperada por el comportamiento de su hijo. Paulette hace ver a su cuñada lo mal que hizo al malcriar a Yago.
Yago sorprende a Marlenne, a quien le dice que debe ayudarlo a esconderse pues la policía lo busca. La mujer se niega y entonces el la amenaza con un puñal. Son sorprendidos por Kendra, quien con un revolver apunta al hombre y le exige que suelte a su amiga, jurándole que pagará con su vida por haber asesinado a Humberto. Kendra dispara pero es Marlenne quien recibe el impacto pues Yago la jala para usarla de escudo. Yago escapa mientras Kendra se atormenta por lo que ha hecho y pide perdón a Marlenne, quien muere.

Ivana es feliz con Elías, aunque teme a que algo les peuda suceder. El hombre le asegura que nunca nadie podrá separarlos. Acuden al cementerio y ante la tumba de Fáber se juran amor.

Kendra se entrega a la policía culpándose por la muerte de Marlenne y es llevada a prisión causando un gran dolor a Lucila.

Yago sorprende a Ivana y la secuestra llevándosela a una vieja casona que posee en el bosque y en la que ha decidido ocultarse. Allí le asegura que se vengará de ella. La muchacha asegura que haberlo denunciado pero él no le cree.

Elvira se entera de la nueva fechoría de su hijo gracias a Alejandro e impulsada por éste y Paulette decide denunciarlo y cuenta sobre la casona que éste tiene en el bosque.

Sagrario y Rosalía se sienten afligidas por la desaparición de Ivana. Cuando Elías les dice que Yago la secuestró, se aterran. Omar les avisa que han dado con el paradero de Ivana. Elías decide ir en busca de su amada junto con Omar y se enfrentan junto con la policía, a Yago, en una balacera, mientras que Ivana,a marrada en un desván, intenta escapar. Finalmente Yago resulta herido y la policía logra atraparlo. En el tribuna, afirma ser inocente de todo lo que se le acusa pero Elvira lo encara y confiesa lo que sabe sobre su hijo, quien la maldice por hundirlo y le grita cuánto la odia. El hombre es sentenciado a cadena perpetua.

Meses después, Ivana planea su boda con Elías. Tanto su madre y abuela como Mónica la ayudan en todo, mientras que Elías asegura a Alejandro ser el hombre más feliz del mundo.
Elvira visita a Yago en la cárcel y ambos no hacen más que despotricar odio y veneneno el uno contra el otro. Seguro de que jamás saldrá de prisión, el malvado hombre asegura a su madre que ella no puede seguir por ahí, en la calle, dándose la gran vida mientras él se pudre, por lo que la asesina allí mismo sin piedad alguna. Ella muere maldiciéndolo.

Todos se enteran de lo sucedido, lamentan que la maldad de Yago no tenga límites, sin embargo eso no empaña la felicidad de nadie e Ivana y Elías se casan dispuestos a empezar de nuevo y ser felices para siempre.




FiN










© CAPRICHOSA DR. 2013
Es un obra protegida y los derechos son propiedad de su autor.
Se prohíbe su copia y reproducción parcial y/o total
así como su contenido con fines de lucro.
(R) 1999 (P) 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario